Reporte 8: CB – Skardu

Llegamos a Skardu! Después de 5 intensos días de trekking y jeepeo estamos de vuelta en la ciudad que junta a todas las expediciones al Baltoro! Muy contentos de estos meses de expedición que hemos aprovechado al máximo y que ya van llegando a término.

 

Después de bajar de la cumbre y descansar un día, nos tocó preparar todo para levantar el campamento y comenzar la vuelta, tarea no menor considerando que el CB de los Gasherbrum fue nuestra casa y centro de operaciones durante casi un mes…. Con todo el equipo embalado y asignado a sus porteadores, estábamos listos para comenzar el regreso través del Glaciar del Baltoro usando la misma ruta que nos trajo a este espectacular lugar. Eso si, ahora lo haríamos sólo en 4 días aprovechando que estábamos de bajada. La buena noticia es que estaríamos acompañados de las expediciones al K2 y Broad Peak que también estaban en plan de regreso, tremenda oportunidad para volver a juntarse y hacer más relajada la vuelta conversando sobre las distintas experiencias vividas en el último tiempo.

 

Si bien nuestros cuerpos se alegraron de bajar de los cincomil, las jornadas de caminata estuvieron bien duras. Cada día avanzamos entre 20 a 30 kilómetros a través de paisajes que si bien ya habíamos visto a la ida, no dejan de sorprender e impactar. Concordia nos regaló un día en el que el imponente K2 se dejó ver entre las nubes que rodeaban su cumbre. Más abajo y siguiendo el curso del glaciar, el verde de las laderas de los cerros empezó a aparecer contrastando con el blanco que se iba extinguiendo de a poco, hasta que al tercer día de marcha dejábamos atrás el famoso Glaciar del Baltoro, abandonando el hielo sobre el que estuvimos por más de 30 días.

 

El calor se empieza a notar, no solo en la temperatura ambiente sino también en el caudal que traen los ríos. Una mula sufrió las consecuencias de las crecidas, y si no es por los arrojados porteadores, a esta altura estaría nadando en el río Indo…Menos mal pudieron afirmarla y controlar la situación sin que el animal o el equipo que llevaba pasara a pérdida.

 

A mediados del cuarto día y después de más de 100 kilómetros llegamos a Askole, pequeña aldea que marca la entrada a este valle y el término de nuestra caminata. Una cascada a la orilla del camino fue el remate perfecto, a lo que se sumo una coca cola gloriosa que nos vendió un niño del pueblo. Imposible estar mejor!. Después de descansar un rato en este lugar y de juntarnos con el resto, partió la segunda etapa del día: volver a juntar el equipo, asegurarse de subirlo a uno de los jeep y partir rumbo a Skardu. Ya se hacía tarde y las crecidas de los ríos dijeron otra cosa, por lo que hicimos una parada intermedia para comer, dormir al aire libre y retomar camino a la mañana siguiente. Así, a las 4 am ya estábamos en pie y después de unas buenas horas de jeepeo en un fiel FJ llegamos finalmente a la ciudad que marca nuestra vuelta a la civilización.

 

Un viaje de vuelta duro en lo físico por el cansancio acumulado, pero entretenido, bien acompañado y bien conversado, repasando lo que fue esta expedición y soñando también con las que vendrán!

 

En el poco rato que hemos alcanzado a estar conectados acá hemos notado el tremendo apoyo y preocupación por la expedición durante todo este tiempo. Muchas gracias por todos sus mensajes y saludos!! De a poco vamos a ir contándoles más de esta aventura con más fotos y videos. Ya va quedando menos para llegar a Chile!

 

Un abrazo grande desde Skardu

Tomás, Rafael y Martín

 

Equipo G2 Chile 2015

 

Reporte 7: Cumbre!

Viva Chile!  Nuestra bandera en la cumbre del Gasherbrum 2, a 8.035 msnm.

Cómo están? Les escribimos felices desde el CB de los Gasherbrum,
después de una intensa e increíble semana, en la que finalmente
logramos nuestro objetivo: llegar a lo alto del G2 disfrutando de esta
increíble montaña y regresando enteros al CB.

El último reporte lo mandamos durante el descanso previo al intento de
cumbre, cuando estábamos preparando los últimos detalles para lo que
sería esta tremenda semana. Finalmente Tomás se quedaría coordinando
el ataque desde el base, ya que lamentablemente no estaba al 100%
físicamente y el doc recomendó que lo mejor era que no subiera. Harta
pena en un principio porque siempre habían estado las ganas y la
ilusión de tirar los 3 hacia arriba, pero al final estas cosas le
pueden pasar a cualquiera, así que a ponerle para adelante con la
misma fuerza y motivación para que el equipo pueda lograr el desafío.

Los reportes meteorológicos (Meteo) mostraban una ventana de tiempo
estrecha para hacer cumbre, que probablemente se daría entre los días
jueves y viernes. Por lo mismo teníamos que movernos rápido para estar
listos en el campamento de altura para esa fecha. Quedamos en salir el
lunes de madrugada hacia el C1, pero apenas salimos de las carpas nos
quedó claro que la cosa estaría difícil: había nevado toda la noche y
había muy poca visibilidad, por lo que después de un café decidimos
postergar la salida para el día siguiente. Esta decisión no sería
gratis, y significó ir directo al C2, jornada que estuvo durísima: 15
horas de marcha por el glaciar y luego por el famoso Banana Ridge,
abriendo huella en la buena capa de nieve que se juntó en los días de
mal tiempo….Llegamos reventados al C2 el martes a mediodía, y eso que
quedaba todavía su buen resto por delante. Lo bueno del día fue la
actualización del Meteo: al parecer la ventana de buen tiempo se
estaba extendiendo, y el viernes sería un buen día para hacer el
intento. Entre los 3 nos costó poco tomar la decisión y poner nuestras
fichas en el día viernes. De esta forma podíamos descansar un día en
el C2,  recuperarnos para salir temprano el miércoles al C3, y llegar
así de la mejor de las formas para el intento de cumbre.  Con esto
coincidíamos además con las otras expediciones que buscaban el G2,
uniendo esfuerzos con montañistas de Perú, Polonia y Republica Checa
para abrir camino hacia la cumbre.

Tras llegar el jueves al C3 nos pusimos de acuerdo para salir a las 9
pm de ese mismo día hacia arriba. Suena exagerado, pero a esa altura
los más de mil metros de desnivel, además de las condiciones de nieve
que se veían en el camino  justificaban la hora. La idea era hacer
cumbre lo más temprano posible del viernes, para asegurar la bajada y
estar en los campamentos más bajos antes de que el tiempo se echara a
perder. Así, poco después de las nueve de la noche se podían ver 8
luces de linternas frontales subiendo lentamente por el filo de uno de
los Gasherbrum, en el inicio de lo que sería una jornada maratónica…
Mucho frío en la noche, donde nuestros Himalayan Suit de The North
Face se justificaron plenamente! Saliendo el sol nos encontrábamos en
la base de la característica pirámide de roca del G2, bajo la cual se
debe hacer una travesía para pasar luego a la cara que da hacia China,
y que es por donde se sube en el último tramo. A esa hora el
espectáculo de montañas se hacia presente hacia donde uno mirara,
realmente una vista increíble, de esas que no se olvidan. El único
problema seguía siendo la nieve: si ya en la noche estaba blanda y
costaba abrirse paso, imagínense como se ponía la cosa con el calor
del día! Entre 6 nos íbamos turnando para hacer huella, avanzando de a
poco y con mucho esfuerzo. De a poco el grupo se fue reduciendo, y los
Polacos y uno de los checos dieron media vuelta. Al llegar al final
del traverse re evaluamos la situación. Llevábamos más de 15 horas de
marcha, avanzábamos lento por el tremendo esfuerzo físico que
significaba abrir camino en la nieve y quedaba su buen reto por
delante. Finalmente, bajo esta perspectiva y en base a como se sentía
cada uno decidimos dividir el equipo. Rafael bajaría al C3, preparando
el camino para la bajada, y Martín seguiría hacia arriba para intentar
la cumbre, con la condicionante de la hora de retorno y uniendo
esfuerzos con Richard de Perú. Quedaban poco más de 300 mts de
desnivel hacia la cumbre, en uno de los tramos más increíbles sobre
los que se puede estar subiendo. Más nieve blanda pero a esa altura ya
no importa, se ve la cumbre imponente y cercana sobre las nubes y el
mar de cerros de los alrededores. Al final eso inyecta más energía que
cualquier gel o pócima mágica que uno lleve en la mochila, así que con
esa motivación enfrentamos la última parte del cerro, en el que se
llega a un filo de cuchillo perfecto que da a la cumbre. Poco después
de las 3 de la tarde teníamos a nuestro alrededor el Karakorum en su
inmensidad. Cumbre!! Viva Chile Mierda! …. Poco se deben haber
escuchado los gritos de alegría en medio de un viento fuertísimo que
pegaba desde hace un rato, pero que importa! La emoción y la alegría
de estar ahí, con la bandera que nos ha acompañado a los 3 a tantas
partes era lo que valía. Si bien no pudimos estar físicamente los 3 en
la cumbre, esa bandera era nuestra forma de estar presentes como
equipo, con todo el esfuerzo, trabajo y motivación que pusimos por
tanto tiempo para llevarla arriba. Un par de minutos para sacar las
fotos y videos que alcanzaron a salir antes de que la cámara se
congelara y a partir la bajada! Record de poco tiempo en la cumbre,
pero el viento y las nubes que se venían obligaban a apurar la bajada.
Igual la vista, la emoción y el sentimiento de estar allá arriba no se
olvida!

Después de llamar por radio al equipo para contar y celebrar la
noticia parte la bajada. Aprovechamos el sol hasta el final del
traverse y ya entrando la noche rapeleamos el último tramo hacia el
C3. Finalmente llegamos a las 9 de la noche del viernes, 24 horas
después de haber salido! Al llegar a la carpa un gran abrazo de cumbre
con Rafa, y con Tomás vía radio, y a descansar  después de un día
realmente durísimo, pero que valió la pena totalmente!

Al día siguiente empezó la bajada: primero al C2, donde nos quedamos
una noche, y después de madrugada con meta al CB, pasando eso si antes
a recoger nuestras cosas al C1. Otro día de aquellos, en el que
cargados con mochilas gigantes tuvimos que cruzar por un glaciar que
estaba irreconocible comparado con el que vimos asombrados por primera
vez hace casi un mes. Con glaciar y todo llegamos finalmente al CB,
para darnos el verdadero abrazo de cumbre los 3! Una tremenda alegría
de haber sacado nuestro objetivo como equipo. Un sueño que traíamos
hace rato,  en el que pusimos todo de nuestra parte y que hoy lo damos
por cumplido!

Lo entretenido es que el viaje todavía no termina. Quedan varios días
de trekking para seguir explorando!

Les queremos dar las gracias por seguir nuestra expedición y por
acompañarnos en este desafío. Este tiempo ha sido increíble y ustedes
han sido una parte fundamental para que sea realidad. A nuestras
familias, amigos y auspiciadores muchas gracias!

Sigan pendientes porque se vienen más historias, fotos y videos!
Un abrazo grande

Rafael, Tomás y Martín
Equipo G2 Chile 2015

 

Reporte 6: Ruta Equipada!

Hola! Nos conectamos de nuevo desde la comodidad de nuestro CB después de una exigente semana para contarles de los últimos avances de la expedición.

Estos días estuvieron marcados por un fuerte trabajo en el cerro, aprovechando el descanso logrado después de los días en el base y la buena ventana de tiempo que nos acompañó hasta ayer. El objetivo era seguir progresando en el G2, tanto en la ruta como en el porteo de equipo y aclimatación, y así generar las condiciones base que nos permitan un buen intento de cumbre. Para esto nos apoyamos en lo que ya habíamos hecho hasta ahora. Luego de cruzar el glaciar y dormir una noche en el C1, subimos nuevamente por el Banana Ridge para llegar al C2, lugar en el que ya habíamos dejado un depósito con comida y material. Aquí descansamos y reorganizamos el equipo para subir de madrugada al C3, en un tramo aún desconocido para nosotros y que pintaba para duro. En el frío de la noche avanzamos entre seracs y fuertes pendientes de nieve, las que siguieron siempre inclinadas a lo largo de un amanecer espectacular, con vistas al camino recorrido desde el glaciar y a la imponente cordillera que pareciera que no se acaba nunca. Después de unas cuatro horas llegamos al destino del día: el campo 3, que a 7.000 msnm se emplaza en un descanso que da el G2 antes de empinarse nuevamente en su camino a la cumbre.

Acá teníamos todo el día para fijar nuestra carpa, disfrutar de la increíble vista y tratar de descansar en la máxima altura en la que habíamos estado alguna vez, para ir acostumbrando a nuestro cuerpo a estas alturas. Habiendo dejado nuestra carpa y el equipo que necesitaremos más adelante, partimos tipo 7pm el camino de vuelta. Dura sensación la de bajar y saber que hay que volver a recorrer todo este tramo cuando intentemos la cumbre, pero la idea es estar lo mejor aclimatados posible, por lo que decidimos seguir con el plan, bajar al CB a descansar y esperar la próxima ventana de buen tiempo, ya que la información que nos llega es que el clima se pondrá malo en un par de dias. La idea ahora, al igual que en todas las jornadas anteriores es
aprovechar de avanzar en las horas de oscuridad para contar con nieve firme que haga más fácil la marcha. De esta forma desescalamos lo avanzado en el día para llegar al C2. Acá vuelta a reorganizar equipo para seguir bajando a través de la famosa banana en dirección al C1, cosa que no estuvo tan simple porque aunque ya eran las 10 pm, la nieve seguía demasiado blanda. Después de una agotadora bajada decidimos parar unas horas en el C1, aprovechando de dormir mientras la nieve se endureciera un poco más, y a eso de las 5 am comenzamos el largo, desafiante y siempre novedoso cruce del glaciar. A nuestra
llegada nos esperaba a los pies del glaciar Isaac, el ayudante de cocina, con 3 vasos de jugo invitándonos a dejar nuestras mochilas en las carpas para ir a tomar desayuno. Nada como una tortilla de huevos, café y chapatí para terminar (o empezar) el día.

De esta forma termina esta nueva etapa de trabajo en el cerro, en la que preparamos lo mejor posible las cosas de acuerdo al plan. Ahora toca descansar un poco y recuperar energías para ir con todo hacia arriba apenas el clima nos de una buena oportunidad!

Muchas gracias de nuevo por todo el apoyo y la preocupación! Hemos ido leyendo felices los mensajes y saludos que nos han mandado. También muchas gracias a nuestros sponsors y a todas las personas que se la están jugando diariamente desde Chile para que esto resulte.

Un gran abrazo y estamos en contacto!
Equipo G2 Chile 2015

 

Reporte 5: Primer acercamiento al C2

Hola! Les escribimos desde el CB de los Gasherbrum, aprovechando el
descanso obligado pero merecido que nos dan los primeros días de mal
tiempo desde que llegamos al base.

Los primeros 10 días que llevamos acá han sido increíbles! Después del
largo trekking de aproximación estábamos ansiosos de tomar contacto
con el cerro y de comenzar trabajando en la ruta, y afortunadamente
así ha sido.  El G2 tiene la desventaja de que no puede ser visto
desde el CB. Se debe avanzar un poco por el glaciar de los Gasherbrum
para ver su cumbre, por lo que a un día de haber llegado al CB y
después de establecer junto a las demás expediciones el campamento
base y de organizar todo nuestro equipo y provisiones, los 3 partimos
a un reconocimiento preliminar. Tras salir a las 7 am y después de
avanzar encordados por cerca de media hora, ya estábamos mirando en
directo la pirámide característica que tantas veces habíamos visto en
fotos. Tremendo momento!

El glaciar de los Gasherbrum es un laberinto de hielo que se debe
cruzar para llegar a la base misma de la montaña, lugar en el que se
emplaza el C1. A lo largo de 8 K se deben atravesar grietas, rimayas,
cascadas de hielo y un extenso plateau, por lo que se trata de un
tramo exigente, y de alta coordinación al ir encordados. A esto se
suman las altas temperaturas que toma el glaciar durante las horas de
sol, por lo que nos quedó claro que el avance en este tramo debe ser
de noche.

Después  de este reconocimiento preparamos el equipo para el primer
porteo. Se trata de llevar el equipamiento y comidas que iremos
necesitando a lo largo del ascenso, e ir haciendo depósitos en los
campamentos intermedios asegurando la logística para subir el cerro.
Este trabajo también es fundamental para la aclimatación, proceso en
el que nuestros cuerpos se van acostumbrando a la altura,
permitiéndonos ir cada vez más arriba para lograr nuestro objetivo.

De esta manera, nuestra estrategia en esta primera etapa fue alcanzar
primero el C1 (5.900 msnm), lugar en el que dormimos y dejamos nuestra
primera carga, para luego bajar al CB, descansar un día y luego subir
con más equipo al C2 (6.450 msnm), eso sí pasando una noche en el C1.
En la ruta entre el C1 y C2 se encuentra el famoso Banana Ridge, uno
de los tramos más expuestos, en el que se avanza por un filo de nieve
y hielo de gran pendiente. Tras el duro ascenso de este tramo llegamos
al C2, montando nuestra VE-25 en un collado con vistas al G4 por un
lado, al G1 por el otro, y con la pirámide del G2 sobre nuestras
cabezas. Durante la tarde y bajo un potente sol nos dedicamos a
derretir nieve para hidratar, aprovechando la vista directa al tramo
que se nos viene en la próxima etapa: el ascenso al C3, que se ve
bastante empinado, y con algunos seracs y cornisas a cruzar en el
camino. Después de dormir un poco, cosa que no es simple con la
altura, nos vestimos y salimos a primera hora de la madrugada para
bajar al CB, aprovechando la seguridad del terreno en las horas de
oscuridad. Llegamos a tomar desayuno a las 7 am, cansados pero
contentos del trabajo bien hecho.

Nuestra bajada también coincide con un periodo de mal tiempo, que nos
queda perfecto para descansar y recuperar energías. Tiempo ideal para
una buena ducha, lavar ropa, ver películas y compartir con las otras
expediciones que están en el CB, lo que sirve para distraernos y
relajarnos un poco. El grupo está muy entretenido y nos reímos harto
con esta mezcla internacional de montañistas. También este tiempo
sirve para repasar lo que hemos hecho hasta ahora y discutir la
estrategia de lo que se nos viene, planificando de esta manera el
trabajo de las próximas semanas.

Desde el CB de los Gasherbrum, a poco más de 5.000 msnm les mandamos
un tremendo abrazo. Muchas gracias por su apoyo y preocupación! Aunque
estamos lejos,  sabemos que están pendientes, y eso se agradece!

Les dejamos algunas fotos para que vean donde estamos,
Saludos!

Equipo G2 Chile 2015

 

Reporte 4: Campo Base!

Hola! Les escribimos desde el campo base de los Gasherbrum, a 5.080 msnm. Después de poco más de una semana de aproximación ya estamos instalados en el lugar que será nuestra base de operaciones para el mes que viene.

La última semana fue intensa, con una aproximación espectacular por el Baltoro que ya estábamos esperando ansiosos después de los 4 días en la ciudad.

Partimos el 24 desde Skardu a Askole en jeep, por un camino que se transforma en huella cruzando montañas y ríos a través de puentes colgantes, hasta llegar a un puente cortado que cruzamos a pie para subir a otro jeep que nos espera en la orilla opuesta. Desde ahí es poco camino a Askole, último pueblo que encontraremos en esta región y lugar elegido para pasar la primera noche en carpa. A la mañana siguiente toca uno de los momentos más movidos de esta primera etapa: la llegada de los porteadores, quienes serán los encargados de mover la carga de las distintas expediciones a los campos base del K2, Broad Peak y Gasherbrum. En total, más de 10.000 Kg de equipo y comida, distribuido en más de 450 cargas entre personas y mulas, una verdadera locura logística.  Aquí aparece el liderazgo de los “Sirdar” o jefes de los porteadores, quienes se preocupan de distribuir y asignar las
cargas para que nada se quede abajo, todo entre gestos y gritos en un lenguaje inentendible. Finalmente nuestro equipo se distribuyó en 9 cargas de 25 Kg cada una, y una vez que quedó todo listo comenzamos con la que sería una espectacular marcha de aproximación de 7 días y más de 100 Km hacia el CB de los Gasherbrum.

La primera parada la hacemos en Jhola, después de caminar 20 km en 5 hrs y media.  Aquí, y al igual que en las demás paradas de este trekking se arma un campamento provisorio junto al resto de las expediciones, por lo que historias y buenas conversaciones no faltan. Una buena comida y al saco de dormir para estar listos para la jornada siguiente, que parte a eso de las 5 am.

Seguimos camino rumbo a Paiju, bordeando ríos y subiendo poco a poco de cota. Después de 6 hrs y poco más de 25 Km llegamos al lugar en el que dormiremos las siguientes 2 noches, con una espectacular vista a la Catedral del Trango, muestra de que ya nos estamos internando en el Karakórum. Toca día de descanso, merecido sobre todo para los porteadores  que hacen un tremendo esfuerzo físico a lo largo de estos senderos. Muestra de esto son las heridas en los pies de algunos de ellos, que Rafa aprovecha de curar. También a nosotros nos queda perfecto el día de relajo, ideal para seguir aclimatando de buena forma. Ya en la noche y después de comer los porteadores preparan un baile al ritmo del canto y de los tambores improvisados, que se transforma en una alegre fiesta.

Con el nuevo día se retoma el camino para enfilar hacia Urdukas.. Son casi 20 Km en los que nos toca remontar la morrena del glaciar del Baltoro, para continuar la ruta sobre este tremendo campo de hielo. Aparecen cumbres impresionantes,  como las Torres del Trango y el Paiju Peak. Tras 8 horas de marcha y con un poco de lluvia llegamos al apretado campamento de Urdukas. Este se trepa en una de las laderas, por lo que las carpas quedan en terrazas con vista al glaciar y a las
montañas que lo rodean.

El quinto día es más relajado,  son casi 12 Km hasta Gore, lugar elegido para el campamento. Nos toca un día espectacular, que nos regala vistas increíbles primero al Masherbrum, Muztagh Tower, G4, y luego al Broad Peak.

La siguiente jornada parte temprano hacia Concordia, lugar famoso por ser un anfiteatro natural con vista a algunas de las cumbres más imponentes del planeta, como lo son el K2, los Gasherbrum y el Broad Peak. Acá apareció la nieve, y lamentablemente el día nos tocó nublado, así que poco es lo que se pudo ver….esperemos que al regreso la suerte sea distinta. En este punto nos separamos de las expediciones que van al K2 y al Broad con un abrazo y deseando lo mejor para cada una de estas aventuras. Nosotros seguimos rumbo a Shama, última parada antes de nuestro destino a la que llegamos después de 19 Km.

Finalmente, el 1ro de julio llegamos al campo base de los Gasherbrum! Después de caminar 10 Km entre la nieve llegamos al lugar desde donde estamos escribiendo. Felices de terminar esta primera etapa, para enfrentarnos ahora al desafío de subir el G2.

Reporte 3: Islamabad – Chilas – Skardu

Llegamos a Skardu!

Después de 2 largas jornadas que sumaron más de 32 horas, recorrimos los 611 kilómetros que nos separan de Islamabad a través de la increíble Karakórum Highway.
Esta carretera, inaugurada a principios de los 80 une Pakistán con China a través de la cordillera del Karakórum, y tiene la particularidad de ser el camino asfaltado más alto del mundo, llegando a los 4.693 msnm en su punto más alto.
Fue un viaje lleno de paisajes espectaculares dónde los bosques, ríos, llanuras y montañas van apareciendo a medida que se avanza a través de este angosto y sinuoso camino.
Ya el primer día de camino y poco después de salir de Islamabad conocimos por que es tan famosa esta carretera: acá vale la bocina para hacerse respetar, todos quieren pasar de primeros y las leyes del tránsito ni que hablar…nos tocaron topones entre autos que hacen salir toda la expresividad de los conductores y un árbol caído en el camino que causó un verdadero caos entre los autos y camiones. Nos entretuvimos un buen rato mirando este show hasta que se pudieron poner de acuerdo para sacar un pedazo del tronco y dejar pasar los autos. Después de eso todo tranquilo hasta que llegamos a dormir un par de horas al poblado de Chilas. Mérito de la muñeca de nuestro “driver”, que nos trajo sanos y salvos a través de este famoso camino.
El segundo día el paisaje cambió bastante, apareció el río Indo, imponente por su caudal y fuerza. Durante casi todo el tramo avanzamos a su lado, metiéndonos en grandes cañones, cuestas pronunciadas y angostos puentes colgantes, verdaderas obras de arte de la ingeniería local. Más o menos en la mitad del recorrido tuvimos el regalo de ver el Nanga Parbat, que con sus 8.125 msnm,  nos muestra que ya estamos en la región de las imponentes montañas del Karakórum.
Finalmente y a eso de las 6 pm nos asomamos al valle de Skardu, lugar en el que estaremos por dos noches para organizar los último os detalles antes de partir en jeep a Askole, punto de inicio del trekking al campo base de los Gasherbrum.
Les dejamos un par de fotos de lo que fue el recorrido.
Un abrazo!

Reporte 2: Islamabad

Hola!

Nuestro segundo día en Islamabad estuvo tranquilo. Aprovechamos de descansar, comprar algunas cosas que nos hacían falta y de caminar un poco para aprovechar de conocer la Mesquita de Faisal, una de las más grandes de Asia. Eso si fuimos al caer la tarde, para arrancar de los 42º que pegaron durante casi todo el día.

Hoy es una fecha especial para el Islam, en la que se celebra el primer día del Ramadán, mes en el que los musulmanes practican ayuno diario desde que amanece hasta que se pone el sol. Por lo mismo las calles estaban más tranquilas, sin el movimiento intenso que las caracteriza.

En la noche salimos a comer con las distintas expediciones con las que estamos compartiendo la logística de Lela Peak hacia los campos base de los Gasherbrum, Broad Peak y K2. Aprovechamos de conocer la cocina pakistaní y de pasar un muy buen rato con montañistas de distintos lados del mundo, compartiendo historias, anécdotas y consejos para enfrentar de la mejor manera el desafío que se nos viene.

Mañana salimos a las 4 am rumbo a Chilas a través de la famosa Karakórum Highway, nos esperan 14 horas de viaje!

Van unas fotos del paseo de la tarde en Islamabad….

Muchos saludos a todos!

Reporte 1: Llegamos a Islamabad!

Cómo están??

Finalmente en Islamabad!  Después de 30 horas de viaje y haciendo escala en Río y en Dubai llegamos a la capital de Pakistán.
Todo bien con el viaje, un poco largo pero ningún problema. Llegamos enteros y las maletas  también, así que contentos, motivados y perdidos con el cambió de hora! Acá tenemos 8 horas más que en Chile.
En el aeropuerto nos recibió Akbar e Ibrahim, quienes nos trajeron directo al hotel, desde donde les estamos escribiendo. Montañistas de distintas partes del mundo se están quedando acá, entre ellos argentinos, peruanos, ecuatorianos, italianos y españoles, quienes al igual que nosotros están descansando del viaje y alistando todo para partir al Karakórum. Tremendo ambiente de bienvenida para lo que se viene!
Ahora estamos capeando un poco el calor (40º) y descansando un poco, para aprovechar de recorrer la ciudad en la tarde. Les estaremos contando como nos va!
Un abrazo desde la “Ciudad del Islam”

Y nos fuimos!

Ya vamos camino a Islamabad, con un largo viaje de por medio. Muchas gracias a todos por la preocupación y el apoyo! Se agradecen todas las llamadas, mensajes y posteos! Ahora se viene lo bueno. Los invito a que nos sigan acompañando en estos 2 meses de expedición, vamos a estar actualizando las noticias en www.gasherbrum.cl y en facebook!

11535818_1584839851776214_4974489951674523391_nLogoVarios2